Cada paciente merece la mejor atención, cada ciclo de esterilización merece el mejor monitoreo